Síntomas de DIPG

Los síntomas del glioma pontino intrínseco difuso generalmente se presentan durante aproximadamente 1 mes antes del diagnóstico, pero los síntomas secundarios pueden estar presentes durante hasta 6 meses antes del diagnóstico. Debido a su ubicación en el tallo cerebral, a medida que crecen, los DIPG causan presión sobre los nervios craneales que se originan en la protuberancia . Estos nervios controlan los músculos utilizados para mover los ojos y la cara, y para masticar y tragar. Además, una condición relacionada llamada hidrocefalia (la acumulación de líquido en el cerebro) también aumenta la presión dentro del cráneo.

Sintomas DIPG

El tumor DIPG en sí, y especialmente en combinación con hidrocefalia, puede causar los siguientes síntomas:

  • Visión doble, estrabismo
  • Dificultad para controlar el movimiento de los ojos y los párpados, y la expresión facial
  • Parálisis parcial de alguna parte del cuerpo, normalmente afecta a una mitad de la cara.
  • Dificultad para masticar y tragar
  • Dificultad para hablar
  • Debilidad en brazos y piernas
  • Pérdida del equilibrio
  • Dificultad para caminar
  • Torpeza
  • Dolores de cabeza (especialmente en la mañana)
  • Náuseas y vómitos
  • Fatiga

Debido a la naturaleza agresiva de los DIPG y la velocidad a la que crecen, los síntomas generalmente empeoran rápidamente.