¿Qué es el DIPG? 

El significado las siglas DIPG

El nombre de Glioma Pontino Intrínseco Difuso describe cómo crece el tumor, dónde se encuentra y qué tipos de células dan lugar al tumor.

  • Difuso significa que el tumor no está bien contenido: crece en otro tejido para que las células cancerosas se mezclen con las células sanas. Por esta razón, es imposible extirpar quirúrgicamente sin dañar el tejido sano. Esto hace que DIPG sea muy difícil de tratar.
  • Intrinseco significa que es propio o caracteristico, en este caso del puente o protuberancia troncoencefálica. 
  • Pontino indica que el tumor se encuentra en una parte del tronco encefálico llamada puente o protuberancia troncoencefalica. La protuberancia es responsable de una serie de importantes funciones corporales, como la respiración, el sueño, el control de la vejiga y el equilibrio. Debido a que estas funciones son vitales para la supervivencia, la presión del tumor en crecimiento es muy peligrosa.
  • Glioma es un término general para tumores originarios de células gliales. Las células gliales se encuentran en todo el cerebro. Constituyen la sustancia blanca del cerebro que rodea y apoya a las neuronas (las neuronas son células que transportan mensajes en el cerebro). Los gliomas se pueden formar en diferentes áreas del cerebro. DIPG ocurre en células gliales en la protuberancia.

El Glioma Difuso e Intrínseco de la Protuberancia del tronco cerebral (DIPG) es un tumor raro e y actualmente incurable que se da predominantemente en niños y adolescentes. Es un tumor característico del desarrollo del sistema nervioso central (SNC) y afecta la región anatómica más crucial de la neuroanatomía. Por el tronco cerebral pasan todas las conexiones neuronales que desde el cerebro bajan a la médula espinal. En él se originan 10 de los 12 nervios craneales. Por ello, los tumores que se originan a partir de alteraciones del desarrollo del tronco cerebral son especialmente devastadores. 


Las terapias que se han utilizado en los últimos 30 años para el DIPG han fracasado completamente dejando para estos pequeños pacientes aún hoy una esperanza de vida a los 5 años a penas supera el 2%. Más del 90% de los pacientes fallecen en los dos años posteriores al diagnóstico. 

Actualmente sólo la radioterapia ha resultado eficaz para frenar el avance de la enfermedad por unos pocos meses.

En cambio, la quimioterapia no ha aportado casi ningún efecto beneficioso sobre estos pacientes. Se desconoce si su fracaso es debido a que carecemos de los fármacos adecuados o que los fármacos no son capaces de atravesar la barrera hematoencefálica (la estructura que protege a nuestro cerebro de la mayoría de los agentes tóxicos) y acceder a la zona del cerebro donde se encuentra el tumor.

En el Glioma Difuso en la Protuberancia del Tronco Encefalico las células malignas se entrelazan con el tejido cerebral en una zona que controla funciones críticas como la respiración y la frecuencia cardíaca, por lo que la cirugía y la quimioterapia convencional no son una opción para combatirlo.


Importancia de la investigación del DIPG

El DIPG representa alrededor del 10% de los tumores cerebrales y de médula espinal. Es el 2° de los tumores cerebrales pediátricos más comunes y una de las principales causas de fallecimiento por cáncer en niños.

Las opciones de tratamiento y la tasa de supervivencia no han cambiado en más de 50 años. Esta situación ha colocado el cáncer cerebral como la ENFERMEDAD MÁS MORTAL en la infancia.

A diferencia de muchos otros cánceres pediátricos, ha habido pocos avances en la mejora de los tratamientos y las tasas de curación de DIPG durante las últimas décadas. Por ese motivo es de vital importancia que investigue y se desarrollen nuevas estrategias y fármacos que nos ayuden a elevar la tasa de supervivencia. 

Si conseguimos desentrañar la complejidad para curar el DIPG, su beneficio, los conocimientos y avances adquiridos se podrán aplicar a otros muchos tipos de cáncer de difícil tratamiento.

Hoy en día, los avances para combatir el DIPG y otros cánceres cerebrales infantiles, son más prometedores gracias a nuevas investigaciones en las que son implementados métodos de secuenciación genética y gracias a las donaciones de tejidos tumorales de familias que han perdido a sus hijos.

En los últimos años, científicos e investigadores de todo el mundo están utilizado el tejido tumoral de los pacientes que han fallecido para generar líneas celulares y modelos para estudiar la biología básica del DIPG y desarrollar nuevos tratamientos. Ahora se tiende a una "medicina de precisión", es decir, cada paciente recibe un tratamiento personalizado. Los estudios en genética y los hallazgos de la ciencia básica indican que los fracasos anteriores, están guiando los esfuerzos futuros y reorientando el curso de esta enfermedad para generar terapias realmente efectivas y que mejoren la tasa de supervivencia del DIPG.